Mide, mide y mide… Y después toma las medidas.

Cuando se toma una decisión o se establece un diagnóstico o se declara como válido un modelo, regularmente se hace sobre la base de resultados de mediciones.

Flipao-1

Estas mediciones van desde metodologías ad hoc (que no obstante no se escapan de una rigurosa validación) hasta los resultados de medida que resultan de instrumentos de medición .

Ahora como en la más remota antigüedad, los “instrumentos de medida” que tenemos “mas a la mano” son nuestros propios sentidos. Así, nuestras manos se convierten en nuestra primera aproximación de distancias o peso de los objetos.

No es de extrañar que medir –en este sentido- haya sido después de contar una de las actividades más antiguas que hayan llevado a cabo los seres humanos, y que las primeras unidades de medida hayan estado relacionadas a partes del cuerpo. En efecto, aún hoy día se usan unidades como la “pulgada” o el “pie”.

B_Funck@CEESI

En Venezuela, aún se puede escuchar a alguien hablar en “cuartas” o incluso de “pelo” para referirsecoloquialmente a ciertas medidas.

Pero tomar una decisión, usando unidades como las anteriores, que podían variar de cada quien a cada quien, no era ciertamente una buena base. Es así como para todas las actividades relacionadas con el comercio o con la ciencia, era necesario, como lo comprendieron los embajadores de 17 países que firmaron la Convención del Metro en París en el año 1875, (www.bipm.org) la creación de un sistema de unidades de medida y su armonización mundial.

El tratado incluyó la creación de varios organismos entre ellos la máxima autoridad con competencia a nivel mundial en la materia de la Metrología: La Conferencia Internacional de Pesas y Medidas, que entre muchos acuerdos en su 11va reunión en el año 1960, estableció un sistema de 7 unidades básicas: metro, kilogramo, segundo, ampere, kelvin, mole y candela a partir de las cuales se creó un sistema de unidades para todas las magnitudes.

Una decisión acertada requiere de resultados confiables: Sobre la base de un sistema de unidades definido y armonizado a nivel mundial, con materialización de esas unidades con el mayor nivel de exactitud, y que esa exactitud se transmita a los instrumentos de medida que usamos de manera extensa para medir en las más diversas aplicaciones.

unidades-de-medida

Sería algo impensable, asistir a la consulta médica y que los instrumentos que se usan para el diagnóstico, no hayan sido verificados para asegurar su exactitud. Que las propiedades de los materiales que se utilizan en construcciones o carreteras, no hayan sido determinadas con instrumentos de medida calibrados con patrones de referencia o que los resultados de una investigación científica hagan declaraciones con instrumentos que nunca se haya verificado o calibrado.

La ciencia que se ocupa de las mediciones y su aplicación es la Metrología. En cada país, aún en lo menos desarrollados existe un sistema de medidas y de controles metrológicos que se aplican en el comercio y en la industria.

En Venezuela, evidencias de ello lo vemos en los instrumentos de medida de los comercios regulares (panaderías, abastos o gasolineras) en un sello que indica su estado de verificación. Estos sellos deberían estar, en todos los instrumentos que se usan en establecimientos de salud o para determinar la calidad o inocuidad de alimentos (como el agua) o la seguridad de las personas.

Decisiones acertadas requieren de instrumentos de medida confiables: La Metrología es la ciencia de la medición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *